Cómo hacer un cabecero de cama casero: ¡súper fácil y económico!

  • por

¿Cómo hacer una cabecera con poco dinero?

¿Alguna vez has querido tener una cabecera para tu cama pero no quieres gastar una fortuna en ella? No te preocupes, ¡es muy fácil de hacer! Solo necesitas un poco de tela, unos almohadones y un poco de imaginación.

Paso 1: Elige tu tela. Puedes usar cualquier tipo de tela que te guste. Piensa en el estilo de tu habitación y el look general que estás tratando de crear. Si tu habitación es más formal, quizás quieras usar una tela más elegante. Si tu habitación es más informal, puedes usar una tela más sencilla.

Paso 2: Corta la tela. Necesitarás un rectángulo de tela que sea un poco más largo que la altura de tu cabecera de cama. Ancho de la tela deberá ser de 2 a 3 veces el ancho de tu almohada.

Paso 3: Dobla la tela a la mitad. Asegúrate de que los lados largos estén doblados hacia adentro.

Paso 4: Cose los lados. Utiliza una máquina de coser o cose a mano los lados del rectángulo de tela para que queden unidos.

Paso 5: Cose los extremos. Dobla 1 pulgada de los extremos de la tela hacia adentro y cose a lo largo de todo el borde.

Paso 6: Gira la tela. Gira la tela del derecho al revés para que los extremos doblados queden en el interior.

Paso 7: Inserta las almohadas. mete las almohadas dentro de la funda de tela.

  Consejos para tener el cuerpo de una modelo de Victoria's Secret

Paso 8: Cierra la parte superior. Puedes usar una máquina de coser o coser a mano la parte superior de la tela para cerrarla. Deja una abertura lo suficientemente grande para que puedas meter las almohadas dentro.

Paso 9: Decora la cabecera. Ahora que ya tienes tu cabecera, puedes decorarla como quieras. Puedes agregar botones, apliques o incluso bordar un diseño en ella. ¡Sé creativo!

¡Eso es todo! Ahora tienes una cabecera para tu cama que no te costó mucho dinero. ¡Disfrútala!

¿Cómo debe quedar un cabecero de cama?

Los cabeceros de cama son una de las partes más importantes de la decoración de un dormitorio. No solo protegen la pared de los golpes y arañazos, sino que también le dan al espacio un toque de personalidad. Sin embargo, con tantos estilos y diseños diferentes, es fácil quedarse confundido sobre cómo debe quedar un cabecero de cama. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo debe quedar un cabecero de cama para que se vea perfecto en tu dormitorio!

En general, el cabecero de cama debe ser un poco más bajo que la altura de la cama. De esta forma, no solo se verá mejor, sino que también será más cómodo para leer o ver la televisión en la cama. También es importante que el cabecero de cama se encuentre a una distancia adecuada de la pared. Si está demasiado cerca, puede que no tenga suficiente espacio para abrir y cerrar las puertas del armario. Por otro lado, si está demasiado lejos, puede que el dormitorio se vea desordenado.

En cuanto al estilo, el cabecero de cama debe complementar el resto de la decoración del dormitorio. Por ejemplo, si el dormitorio tiene un estilo rústico, un cabecero de cama de madera sería una excelente opción. Si el dormitorio es más moderno, un cabecero de cama de metal o cristal podría ser mejor. También es importante tener en cuenta el tamaño del dormitorio. Si el dormitorio es pequeño, es mejor optar por un cabecero de cama más sencillo y compacto. Por otro lado, si el dormitorio es grande, se puede permitir el lujo de tener un cabecero de cama más grande y elaborado.

  Cómo calentar un horno de barro para cocinar: guía paso a paso

En general, el cabecero de cama debe ser un poco más bajo que la altura de la cama, y debe estar a una distancia adecuada de la pared. También es importante que el cabecero de cama se encuentre a una distancia adecuada de la pared. En cuanto al estilo, el cabecero de cama debe complementar el resto de la decoración del dormitorio. También es importante tener en cuenta el tamaño del dormitorio.