Cómo elegir un buen seguro de riesgo laboral

No siempre pensamos en la previsión, pero es la manera de asegurar nuestros ingresos y activos para mantener nuestro estilo de vida en caso de un accidente en la vida. Veremos como elegir un buen seguro en el ámbito laboral, sus ventajas y problemas posibles. Información de la web de seguros de Colombia: arlenlinea.co

Seguros en Colombia

En Colombia el sistema está adminsitrado por las ARL,(Administradoras de Riesgoas Laborales). Para los empleados, su empresa debe contratar un seguro de vida para usted. Sin embargo, pocos empleados conocen sus características. Dependiendo del contrato y de su situación personal, podría complementar esta cobertura con un plan de pensiones privado. En el caso de las empresas unipersonales y las profesiones liberales, le corresponde a usted elegir su propio plan de pensiones.

Contrato de previsión con seguro laboral

Incapacidad temporal para trabajar debido a una enfermedad o accidente. El componente de fallecimiento es el que menos diferencia entre las ofertas de las aseguradoras, mientras que existen fuertes disparidades entre los componentes de los contratos de previsión sobre la incapacidad permanente y la incapacidad temporal para trabajar tras una enfermedad o un accidente.

arl riesgos laborales

Si compra un inmueble a crédito, hay bancos que le ofrece la financiación le exigirá que suscriba un contrato de pensión prestado de su establecimiento o a través de un tercero.

Elegir el contrato de pensión

No existe un contrato de pensión perfecto. Hay que poder elegir entre los distintos contratos del mercado según las necesidades y la importancia de los criterios del contrato a largo plazo.

Elegir un contrato de pensión significa no centrarse únicamente en el precio, aunque el suscriptor pueda beneficiarse de deducciones fiscales. También significa saber arbitrar entre los acontecimientos que se producen con frecuencia y que tienen consecuencias financieras bajas, como la pérdida de varios días de salario debido a una franquicia de 8 días en lugar de 3 días en caso de enfermedad, y los acontecimientos que se producen con poca frecuencia pero que tienen consecuencias financieras altas, como una tasa de indemnización de pensiones en caso de discapacidad parcial permanente del 50% en lugar del 76%, lo que puede dar lugar a diferencias muy importantes en función de los ingresos y la edad del asegurado.

Consejos para elegir seguros

Suscribir un contrato de pensión con una valoración del grado de discapacidad exclusivamente según el tipo ocupacional y no según un tipo funcional y ocupacional cruzado.

Tomemos el ejemplo de un cirujano que pierde el uso de un dedo. Su discapacidad funcional que no depende de su ocupación será, por ejemplo, del 20%, pero su discapacidad ocupacional que depende de su ocupación será del 100%. Por lo tanto, dependiendo del contrato de pensión, su tasa de discapacidad será del 100% o un cruce entre el 20% de la escala funcional y el 100% de la escala profesional.

Compruebe también que no haya una lista predefinida de patologías en el contrato de prestaciones que excluya las patologías no presentes en la lista y que no haya reducción de la pensión si se reanuda otra actividad (un cirujano que daría cursos en la universidad, por ejemplo).

Comprender cómo calcular la tasa de compensación de la pensión en caso de discapacidad parcial. Según el contrato de pensión, las fórmulas de cálculo pueden ser t/66, t/100 o (t-33)/33 con t como tasa de invalidez.

Por ejemplo, para una tasa de invalidez del 50%, un contrato que aplica la fórmula t/100 produce una renta del 50% de la cantidad suscrita (50/100 = 50%), mientras que un contrato que aplica la fórmula t/66 produce una renta del 75,76% de la cantidad suscrita (50/66 = 75,76%).

Tener el menor umbral de discapacidad parcial posible para el contrato. Según el contrato, el umbral de intervención de la aseguradora puede ser de 0, 16, 33% o 66%. Para verificar que el asegurado es el principal en la pericia médica. La compañía de seguros no debería poder imponer su experto.

Suscribir un contrato que pueda ser rescindido en cualquier momento por el asegurado sin tener que respetar un plazo de preaviso en una fecha de vencimiento fija, como por ejemplo el 1 de enero de cada año.

Identificar su disponible fiscal según el límite de deducción de impuestos para las contribuciones de las mutuas de previsión y utilizando la fórmula 3,75% de los ingresos profesionales incrementado en un 7% , todo ello limitado al 3%. Tenga en cuenta que este límite de deducción de impuestos para el seguro de previsión es independiente del impuesto disponible para la jubilación.

Optar por una indemnización global y no por una asignación diaria y una indemnización por discapacidad si sus ingresos varían de un año a otro. Favorecer los contratos de pensión que cubran hasta 67 años en lugar de 65 años y que ofrezcan la posibilidad de ser ampliados a 70 años si se sigue trabajando. Asegurarse de que el contrato cubrirá en caso de muerte hasta una edad anterior a los 65 años.

 

Deja un comentario