La albahaca y sus asombrosos usos

21/01/2011 | Autor: | Archivado en Gourmet

Puede que usted no sea un fan de las hierbas, pero deberá ser muy fuerte para no ser seducido por el embriagador aroma de la albahaca. Desde hace más de 5.000 años, países como India, Irán y otros países tropicales de Asia han estado cultivando albahaca.
La albahaca se presenta en muchas variedades: la albahaca dulce – que a menudo se utiliza en muchas comidas italianas – no es la única variedad de albahaca que existe. Hay albahaca de limón, albahaca tailandesa, y sí, incluso una albahaca sagrada. Todas estas variedades de la albahaca se utilizan ampliamente en muchos países asiáticos.
En la India, la albahaca es considerada como una planta sagrada. Los hindúes creen que la albahaca es un portador de la pureza (“sáttvica”), por lo que pueden encontrarse plantas de albahaca en muchos hogares de la India. Los habitantes mantienen una planta de albahaca en sus hogares ya que creen que la albahaca es un purificador de aire natural capaz de absorber los iones positivos y dar energía a los negativos. En la medicina ayurvédica, las enfermedades Vata (por ejemplo, calambres en el estómago) se tratan con albahaca.
Los occidentales también utilizan la albahaca. De hecho, la albahaca es conocida por ser un tónico para los nervios, el estres( que puede provocar ansiedad) y por ayudar a la digestión. Muchos la utilizan porque se sabe que ayuda a mejorar la memoria y a promover una mejor concentración. La albahaca es también un remedio natural eficaz para las infecciones micóticas de la piel (por ejemplo, la tiña), picaduras de insectos, e incluso las mordeduras de serpientes.
Aquí tiene una receta sencilla con albahaca que puede intentar. La receta hace una taza de pesto de albahaca fresca. Lo que necesita es:
2 tazas de hojas de albahaca fresca
1/2 taza de queso rallado parmesano o romano
1/2 taza de aceite de oliva (extra virgen)
1/3 taza de nueces o piñones
3 dientes de ajo medianos picados
Sal y pimienta negra molida a gusto
• Coloque la albahaca y las nueces en el procesador de alimentos y pulse.
• Añada el ajo picado y pulse unas veces más.
• Con el procesador de alimentos encendido, agregue lentamente el aceite de oliva en un flujo constante.
• Apague el procesador de alimentos y raspe los lados con una espátula antes de añadir el queso.
• Encienda el procesador de alimentos y añada una pizca de sal y pimienta negra molida.
• Sirva el pesto sobre la pasta o sobre rebanadas de pan tostado.

Artículos al azar

Autor:

Este Autor ha publicado 141 articulos. More info about the author is coming soon.

Deja tu comentario